Paracetamol con Metocarbamol

El metocarbamol es un medicamento relajante muscular derivado del ácido carbámico, el cual actúa como sedante por su efecto depresor del sistema nervioso central.

Suele presentarse en el mercado en forma de pastillas o de líquido para inyecciones.

Su aplicación práctica suele estar en la atención de problemas músculo-esqueléticos derivados de accidentes tales como esguinces, torceduras, golpes, fracturas o contracturas.

Aun cuando puede usarse solo, es habitual encontrarlo en combinación con otros analgésicos como el paracetamol, ya que se ha determinado que combinarlo con aspirinas u otros depresores del sistema nervioso central puede potenciar los efectos de éstos y ocasionar daños irreparables en el organismo del paciente.

¿Para qué sirve el Paracetamol con Metocarbamol?

La combinación de metocarbamol y paracetamol debe producir en el paciente un efecto analgésico, antipirético y antiinflamatorio, además de relajante muscular.

El metocarbamol sirve para mitigar dolores de espalda producto de hernias discales, lumbalgia, así como dolores musculares, especialmente los producidos por contracturas y torceduras. Combinar la administración del medicamento con reposo y descanso suele acelerar el efecto analgésico. De igual manera se recomienda para tratar la tortícolis, tendinitis, bursitis y en caso de tétanos.

El metocarbamol actúa evitando la contracción muscular que provoca dolor y cuando se aplica por ocurrencia de tétanos, permite que los músculos se relajen mientras otros medicamentos combaten la enfermedad.

Dosis

La dosis recomendada de esta combinación farmacopeica es 600 mg. de paracetamol con 760 mg. de metocarbamol, entre 4 y 6 veces al día.

Precauciones y contraindicaciones

Debe tenerse precaución de consumir esta combinación farmacológica si se conoce de preexistencia de:

  • Insuficiencia hepática
  • Insuficiencia renal
  • Anemia
  • Afecciones cardíacas o pulmonares

En estos casos, la recomendación es notificar al especialista y no exceder el tiempo establecido para el tratamiento.

En caso de estar bajo tratamiento de depresores o estimulantes del sistema nervioso central, debe notificar al médico tratante, pues la combinación de estos con el metocarbamol puede aumentar sus efectos tóxicos.

  • No debe administrarse si la paciente se encuentra en estado de gestación o período de lactancia.
  • Es posible que el paciente perciba cierto grado de somnolencia al iniciar el tratamiento. Es importante vigilar este efecto.
  • La ingesta de la combinación de metocarbamol y paracetamol está contraindicada cuando existen enfermedades hepáticas, hipersensibilidad a alguno de los componentes y en presencia de miastenia grave.

Efectos secundarios

Los efectos secundarios relacionados en las fuentes consultadas son de tipo gastrointestinal tales como:

  • Náuseas
  • Mareos
  • Diarreas o estreñimiento, y se harán presentes dependiendo de las condiciones del organismo del paciente

Otros efectos pueden ser:

  • Aturdimiento
  • Dolor abdominal
  • Visión borrosa
  • Fiebre o dolor de cabeza

Es importante tener en cuenta que el consumo excesivo de metocarbamol puede crear dependencia, por lo que se insiste en la recomendación de administrarlo bajo estricto apego a las instrucciones del médico tratante y durante el tiempo estipulado. En caso de observar alguna reacción fuera de lo común, debe también consultar con el experto.

Paracetamol con Metocarbamol
5 (100%) 1 vote[s]
Volver arriba